Nace en el área de Santiago el hospital de día de Medicina Interna más amplio de Galicia

El doctor Antonio Pose, jefe de Medicina Interna del hospital de Conxo y miembro de Sogami (Sociedad Gallega de Medicina Interna), explica que el hospital de día del área de Santiago es una idea que se gestó hace más de dos años. Su origen es la unidad piloto UPIA (Unidade de Pluripatoloxía de Idade Avanzada). “Como vimos que daba resultado pero era a pequeña escala, presentamos la propuesta de hacer un hospital de día grande, que pudiera abarcar todo el área de Santiago de Compostela”. Es así como en el planteamiento actual se ha convertido en el hospital de día de Medicina Interna más amplio de Galicia.

El hospital de día se creó pensando especialmente en los pacientes mayores, crónicos complejos, polimedicados, pluripatológicos y con frecuentes ingresos. La ventaja de esta asistencia ambulatoria es que este tipo de  paciente sufre un menor deterioro en su calidad de vida, ya que se ha demostrado que los continuos reingresos merman a la persona a nivel físico y cognitivo. Además, de esta forma de actuación se pueden beneficiar también pacientes agudos, con enfermedades potencialmente graves, que se pueden diagnosticar y tratar de forma precoz evitando secuelas e ingresos.

«El hospital de día –donde no se duerme, en un modelo similar al de los hospitales oncológicos donde los pacientes reciben tratamiento, pero no están ingresados 24 horas- hace procedimientos diagnósticos para un resultado terapéutico rápido. Por ejemplo, un paciente que tiene una anemia no está para trasfundir, pero si va a urgencias, lo van a transfundir, le van a hacer pruebas, lo van a ingresar… Nosotros lo vemos antes, le ponemos hierro intravenoso, programamos las pruebas lo antes posible y lo diagnosticamos y tratamos evitando el ingreso”. 

En definitiva, el hospital de día aumenta la capacidad resolutiva. “Nosotros nos anticipamos al problema que provoca el ingreso en urgencias. Y tratamos de conocer bien a todos los pacientes del área. Es una fórmula alternativa al ingreso convencional”, explica el doctor Pose. 

Organización

Este hospital de día abarca a unos 100.000 pacientes mayores de 65 anos. Está dividido en 5 sectores (cerca de 20.000 cada uno) más uno que ya existía que era el hospital de Barbanza. Cada uno de los sectores está a cargo de un internista de referencia que trabaja con grupos de médicos de atención primaria, formados por 40 o 50 profesionales. «Siempre he defendido que la Medicina Interna debía tener una íntima comunicación con los médicos de familia, porque dentro del hospital somos la especialidad más general, más integral, que abarca más al paciente y no a la enfermedad concreta”, aclara el doctor Pose.

La forma de comunicarse entre ellos es mediante interconsultas electrónicas que se resuelven en unas 72 horas. De esta forma se agilizan los tratamientos. «Cada internista recibe unas seis interconsultas electrónicas al día. Resolvemos o bien diciendo lo que hay que hacer, o bien citando al paciente en el hospital de día o en la consulta presencial», cuenta el doctor. 

Mediante este sistema se pueden tratar entre 20 y 30 pacientes diarios en el hospital de día, además de lo que se resuelve en consulta, porque hay procesos que llevan de una a tres horas. 

Para poner en marcha este proyecto han trabajado en conjunto 5 médicos que han apostado por potenciar el área ambulatoria. El doctor Javier Suárez Dono será el internista coordinador de esta iniciativa. 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *